Los valores que se aprenden al interior de una familia son esenciales y serán el reflejo de los niños y jóvenes en el futuro, la generosidad, el respeto, el compromiso, la gratitud, la responsabilidad y la humildad, entre otros, son apenas algunos valores que se enseñan en el seno de la familia y que actualmente ponen en práctica, la joven estudiante Sofía Cañón y su mamá Aminta Ávila, en el Hogar Santa Rita de Cascia de la Fundación Proyecto Unión.

Sofía llegó hace un mes a nuestra organización por una amiga, buscando un lugar adecuado para realizar su servicio social, ella simplemente quería sentirse útil a la sociedad, cuando conoció este hogar y sus necesidades, no dudo en invitar a la señora Aminta, su mamá. Desde ese momento madre e hija disfrutan cada sábado en la mañana cuando llegan muy temprano a compartir su tiempo con los niños de la fundación, ellas ya aprendieron a doblar y organizar en cada cajón la ropa de los niños, ayudan a darle los alimentos, a la vez que apoyan todas las labores requeridas en la casa.

“Nos llamó mucho la atención hacer labor social juntas, la experiencia realmente ha sido muy gratificante para nuestras vidas”, expresó Aminta, quien no dudo en invitar a más personas a ser parte del equipo de voluntarios de la Fundación. La puesta en práctica de los valores que se aprenden al interior de la familia, hace parte del desarrollo social y emocional del ser humano, por ello resulta esencial para la sociedad la práctica de ellos en un lugar tan especial, en donde padres e hijos se unen para transformar la vida de poblaciones tan vulnerables como los son, los niños enfermos y los adultos mayores habitantes de calle.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram