Desde su  última visita al Comedor “María es mi Madre” en el mes de diciembre, los integrantes del grupo de voluntarios de la Dirección de Impuestos de Bogotá, conectaron sus corazones con más de un centenar de abuelitos beneficiarios. Por ello decidieron que no solo en época de navidad estarían presentes, sino también en otras fechas del año, como lo hicieron ayer, aportando una  lechona y 150 cobijas para alegrar la vida de nuestros beneficiarios.

En esta oportunidad, tuvimos el acompañamiento de ocho líderes voluntarios quienes sirvieron los almuerzos y compartieron su alegría con más de 150 adultos mayores habitantes de calle. De esta manera resaltamos el liderazgo que posee actualmente este grupo de voluntarios de la DIAN, quienes aportan a la fundación una gran ayuda constante, reflejada en el apoyo a  los niños en condición de vulnerabilidad y los adultos mayores habitantes de calle beneficiarios de la fundación.

Las muestras de generosidad  recibidas  por parte del talento humano de la DIAN nos enseñan  que cuando se trata de ayudar, no se requiere tener una  fecha especial, sino espacios de ayuda para devolver esperanza y alegría.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram