Las manos laboriosas de las tejedoras de la Manta de la Solidaridad se unieron en esta oportunidad para brindar abrigo a los adultos mayores habitantes de calle, beneficiarios de la Fundación Proyecto Unión.  Juegos de pijamas, gorros, medias, bufandas y cuellos, entre otros, fueron entregados en días pasados en la Casa de la Esperanza y el Comedor María es mi Madre, programas que brindan alimentación y albergue para los abuelitos.

En esta oportunidad nuestra ángel voluntaria, Carmenza Kafarela, directora de la Manta de la Solidaridad, organización que ayuda a población vulnerable, contó con el apoyo de sus invaluables tejedoras, su mejor aliado, el almacén La Mina Adornos y las fundadoras del taller Pankracia.  Este taller, creado por las hermanas María Adelaida y Ana María Londoño, en compañía de su mamá, se dedica a fabricar con amor muñecos con retazos de tela y gorritos para bebé que son entregados a cientos de niños que padecen graves enfermedades en nuestro país.

“El detalle de bufanda nos acalora, la vida, el espíritu y el alma” expresó don Mardoqueo Forero Guerrero, beneficiario de la Fundación. Gracias a todas las manos y corazones que se unieron en esta fría época del año a tejer ilusiones y esperanza, brindando no solo el abrigo, sino el cariño que requieren nuestros abuelitos.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram