Gracias a la iniciativa de un grupo de ángeles voluntarios en cabeza de Eduardo Quintero, de contribuir a la salud visual de los abuelitos habitantes de calle, beneficiarios de la Fundación Proyecto Unión, durante el mes pasado se realizó una brigada en la que fueron valorados 130 adultos mayores y quienes tuvieron la oportunidad de recibir sus lentes formulados el pasado fin de semana.

La suma de esfuerzos que contó con la participación de un grupo de optómetras, junto al patrocinio de Ópticas Visión y la voluntad de Olga Rueda, Alexandra, Karem, Vicky y Catalina hicieron posible que los abuelos mejoraran su calidad de vida, ya que la gran mayoría por sus difíciles condiciones económicas no tienen la posibilidad de acceder a una cita con especialista y menos aún, adquirir unos lentes para su rehabilitación visual.

Por otra parte un grupo de tejedoras voluntarias del grupo “La Manta”, se unieron a esta gran iniciativa y donaron los cordones para sujetar las gafas de los abuelos. Las manos y los corazones de las tejedoras siempre han dedicado su tiempo para que a los abuelitos no les falte abrigo y ahora para que lleven esa huella de amor y solidaridad en sus gafas nuevas. Así como María T. Cortes García, una pintora inspirada en esta brigada que decidió poner en acción sus capacidades, donando el acrílico “Universo en Florescencia”, una linda obra que ahora ocupa un lugar muy importante en el Comedor “María es mi Madre” de los abuelitos beneficiarios.

Gracias a todos los que hicieron posible devolver esperanza y alegría a nuestros abuelos, quienes ahora con sus lentes nuevos pueden apreciar claramente su entorno, así como la solidaridad y bondad de todos los ángeles donantes y voluntarios que se unieron para llevar a cabo esta gran causa.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram