Hoy fue un día diferente en la vida de “Carlos y Lady”, dos jóvenes beneficiarios del Hogar Santa Rita de Cascia, pues su rutina de levantarse temprano a desayunar tenía un componente diferente, hoy sería su primer día como estudiantes del programa “Aula Hospitalaria”, de la Secretaría de Educación del Distrito que desde el año pasado beneficia a dos adolescentes del hogar.

El equipo de trabajo de la casa, liderado por la profesional Cristina Ávila se encargó de alistar todo el material, las conexiones necesarias para este gran día, pero sobre todo a los nuevos alumnos quienes debutaban por primera vez en su papel de estudiantes.

Por su parte, las docentes de la Secretaría motivadas por los logros obtenidos con el grupo anterior, se esforzaron para que tanto Carlos como Lady se logren adaptar a esta nueva modalidad de aprender desde casa, haciendo tareas y enriqueciéndose de conocimientos de un mundo que para ellos era totalmente desconocido.

La dedicación y paciencia de las docentes es un componente fundamental para que niños y jóvenes con deficiencias cognitivas y físicas puedan como todos los niños aprender. Este espacio de inclusión resulta bastante gratificante para todos, pues los jóvenes tienen una motivación en sus vidas y el equipo de docentes recibe diariamente con satisfacción los avances de cada estudiante, confirmando una vez más que las limitaciones están en la mente, así como también que gracias al esfuerzo conjunto podemos transformar muchas vidas.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram