Sentimientos de alegría, nostalgia y satisfacción se vivieron en el Hogar Santa Rita de Cascia de la Fundación Proyecto Unión, la semana pasada cuando se llegó el día en el que después de un proceso entre los equipos psicosocial de la Fundación y el ICBF, se logró reunir de nuevo a la pequeña Dayana con su familia.

La misión que cumple este hogar para los niños que llegan remitidos por el ICBF es cuidar la salud de ellos y brindar la atención necesaria con personal profesional para lograr su recuperación. En el caso donde las condiciones lo permitan, se realizan procesos para reintegros y adopciones, de la mano del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Dayana una niña de 11 años, llegó al Hogar el pasado mes de enero, sin saber que en él encontraría una gran familia que la cuidó y le entregó todo su cariño, así como la asistencia que ella necesitaba para que en dos meses lograra ser reintegrada a su familia. Sus padres, garantes de sus derechos y su hermanito menor de 7 años, se mostraron muy contentos y agradecidos del trabajo realizado para el bienestar de su hija.

Para Mary Trujillo, Trabajadora Social, integrante del equipo Psicosocial de la Fundación, este reintegro significa mucho pues todos los niños deberían estar con sus familias. “Los niños al estar en su ambiente familiar logran desarrollar interacciones con el medio y personas que lo rodean, además adquieren habilidades únicas que les brindan independencia.”, afirmó la profesional.

Los reintegros en Fundación Proyecto Unión siempre tendrán un significado muy especial ya que es el resultado del compromiso, así como del esfuerzo interdisciplinario y coordinado que devuelve esperanza a muchas familias, quienes por diferentes razones no pueden cuidar de sus hijos.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram