En estos tiempos difíciles es cuando más necesitamos de la solidaridad y generosidad de las personas para fortalecer todos los programas de atención a niños con enfermedades difícil manejo, así como también los de adultos mayores habitantes de calle.  Las ayudas de parte de importantes aliados, como los integrantes del Fondo de Empleados de Johnson & Johnson y la Patrulla Aérea han sido fundamentales  para poder continuar cumpliendo con nuestra  misión de velar por el bienestar de  quienes más lo necesitan.

Gracias al compromiso social que identifica a los   integrantes del Fondo de  Empleados de Johnson & Johnson, los cerca de 250 adultos mayores, beneficiarios de los programas Comedor “María es mi Madre” y  “Casa la Esperanza”, han recibido desde hace más de cinco años, mercados e insumos  para su bienestar, dichos  recursos son donados a nivel personal.

En esta oportunidad, la Patrulla Aérea Civil Colombiana se unió a esta gran causa y sus integrantes decidieron poner en acción su deseo de ayudar, gestionando donaciones para cubrir las principales necesidades de los niños, en el “Hogar Santa Rita de Cascia” y de  las personas de la tercera edad.

Dos grandes aliados unidos por la pasión de ayudar, se convierten en un referente para la sociedad.  Gracias a todos ellos por su incondicional disposición, por su gestión y por llegar en el momento más indicado a impactar el corazón de dos de las poblaciones más vulnerables de nuestro país.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram