En días pasados tuvimos una visita muy especial en Centro de Vida los Ángeles, un lugar donde los sueños se han materializado gracias a corazones generosos que se han vinculado a través de aportes económicos en las diferentes etapas.

Siempre hemos creído que la voluntad de Dios nos ha llevado a acercarnos a personas que se convierten en agentes de cambio, así como María Camila Lugo y Martín Luengas quienes junto a sus familias visitaron nuestras instalaciones en Tocancipá; esta pareja de esposos son los papitos de Juan Andrés, un niño que desde el cielo ha sido la guía para su familia e inspiración para su mamá, quien semanas atrás llevó a cabo el proyecto “Mi Ángel”, que consistió en la venta de una edición especial de velas, donde la fundación fue seleccionada para recibir un aporte económico significativo para el Hogar Santa Rita de Cascia y el Hogar Amparo de Ángeles.

El legado de Juan Andrés lo llevaremos presente en nuestros corazones, por ello como acto de gratitud a su corta y valiosa vida acompañamos a su familia a sembrar un árbol en el “Bosque de la Solidaridad”, un espacio ubicado en la Reserva Natural Ecoparque Sabana del Parque Jaime Duque, donde rendimos homenaje a quienes han creído en nuestros sueños y se han unido a ellos. Un hermoso arbusto de flores rojas que muy seguramente al crecer atraerá mariposas de diferentes colores, es lo que acompaña la placa de Juan Andrés y quien permanecerá por siempre, presente en el Bosque, así como su nombre en nuestro mural.

A Juan Andrés que desde el cielo nos acompaña le decimos ¡Gracias! y a la familia Luengas Lugo por este acto de amor y creer en que juntos podemos transformar la vida de muchos niños.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram