Durante el periodo de Semana Santa, la familia Cáceres Basurto reafirmó su fe a través de una linda obra de caridad en el que más de un centenar de abuelitos del Comedor María es mi Madre disfrutaron en diferentes oportunidades de deliciosos almuerzos donados por la familia.

Para el mes de junio quisieron compartir una vez más de su generosidad con nuestros abuelitos, por ello, con ocasión del mes del padre esta familia los sorprendió con una deliciosa lechona; adicional les obsequiaron un par de medias cálidas, perfectas para el frio de la ciudad.

Gracias a nuestra ángel donante Mireille de Cáceres y su familia, por confiar y entender la realidad como una oportunidad de ayudar, el corazón generoso que los identifica refleja que la manera real de experimentar una fe viva es por medio del apoyo a los demás y de involucrarnos con el prójimo.

Este gesto de solidaridad les permitió a nuestros abuelitos disfrutar de esta fecha especial, recordando el gran valor que tienen en la sociedad.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram