Skip to main content
[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=» av_uid=’av-9vssy9′] [av_slideshow size=’no scaling’ animation=’slide’ conditional_play=» autoplay=’false’ interval=’5′ control_layout=’av-control-default’ av_uid=’av-juw01of9′] [av_slide slide_type=’image’ id=’7572′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-sn41d’ video_controls=» video_mute=» video_loop=» video_autoplay=»] El Dr . Valero ( al centro ) junto al equipo
e profesionales de pediatría de la U. Javeriana
y el equipo de la Fundación analizan los
diagnósticos de los niños.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7570′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-6b76a9′ video_controls=» video_mute=» video_loop=» video_autoplay=»] Cada año que viene a Colombia, el Dr. Valero
aprovecha para visitar a la familia Proyecto Unión.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7571′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-3qtk29′ video_controls=» video_mute=» video_loop=» video_autoplay=»] El Dr. Lago Pediatra Facultad de
Medicina U. Javeriana, acompañado
de su médico residente que rota en
el Hogar, reciben los aportes del Dr. Valero.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7582′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] El Dr. Valero recibe su diploma de ángel
voluntario de manos de Juan David Marin,
Coordinador del Programa.
[/av_slide] [/av_slideshow] [/av_one_full][av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=» av_uid=’av-8l0o1′] [av_textblock size=» font_color=» color=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-juvzk4xs’ admin_preview_bg=»]

Javier Valero es un médico javeriano, especialista en neurología pediátrica, quien se fue del país hace algunos años y actualmente trabaja en el Hospital de Niños del Valle de California, él tiene muy clara su meta, el bienestar de los niños a través de una atención oportuna y de calidad, poniendo en práctica sus conocimientos por medio de la telemedicina. Hoy día muchos de esos afortunados pacientes son los niños del Hogar Santa Rita de Cascia de la Fundación Proyecto Unión.

La telemedicina viene evolucionando en los últimos años en algunas áreas de la medicina tales como: cirugía plástica, nefrología, endocrinología, radiología, etc. Sin embargo, para realizar consulta en el área de neurología, se están desarrollando patrones básicos con ciertos estándares que ayuden a medir las capacidades neurológicas de cada paciente. Ese es el gran reto que se propusieron el Dr. Valero y el equipo de profesionales que lo acompañan del hospital desde California, apostándole a la realidad virtual y al uso de todas las nuevas tecnologías disponibles.

Asuntos como la rehabilitación motora y sensorial de los niños con problemas neurológicos, convulsiones, etc son temas que realmente le apasionan a este joven médico que llegó al hogar por la amistad que tiene con su colega, el Dr. Fernando Quintero, Director de la Fundación. Actualmente hace parte del Comité Científico del Centro de Vida los Ángeles que se construye en Tocancipá para atender a pacientes neonatos con alto riesgo neurológico. Sus aportes vienen transformando la vida de los niños en la Fundación ya que además de la consulta y capacitación, donó un electroencefalógrafo, aparato que representa un gran alivio para el equipo de enfermeros, quienes gastaban una mañana entera transportando a los niños a diferentes hospitales de la capital para realizar este tipo de exámenes.

El doctor Valero afirma que en la actualidad las clínicas de telemedicina para tratar el dolor de cabeza y migraña son exitosas, “hoy día se puede conectar y ver el color del fondo del ojo del paciente a través de un celular”. Él espera que esta herramienta siga creciendo, se fortalezca y tenga todo el respaldo jurídico necesario para llegar a todos los rincones del mundo, especialmente en lugares como el Hogar Santa Rita, donde existe un número considerable de casos de niños que ya se están beneficiando sin salir de casa, gracias a la conexión que se realiza semanalmente a través de un simple dispositivo.

[/av_textblock] [/av_one_full]