Con el propósito de fortalecer la calidad de vida de los niños y brindar un escenario de práctica para desarrollar el potencial humano, en términos de competencia profesional y servicio a la sociedad, desde hace una década la Fundación Proyecto Unión viene fortaleciendo los convenios de práctica con importantes Universidades e Institutos de Educación Superior de la capital.

Cuando comienza el mes de junio se dan por terminados algunos ciclos de práctica como por ejemplo, en esta oportunidad las de la Corporación Iberoamericana, Universidad Manuela Beltrán y U. del Bosque, entre otras. Durante ese cierre se ha podido evidenciar de primera mano la importancia para nuestra organización de contar con dichos convenios, pero más allá de ello, con la alta calidad de parte de las profesionales, que cumplen la misión de la docencia y lideran dichas prácticas.

Cada equipo de estudiantes de las áreas de la salud como fisioterapia, fonoaudiología, terapia cardiorrespiratoria, odontología y psicología, entre otras, realiza un diagnóstico que permite priorizar el desarrollo de proyectos con un valor agregado en la vida de los niños del Hogar Santa Rita de Cascia. Dentro de los proyectos de investigación entregados vale la pena destacar todos aquellos que transformaron la vida de los niños, como la posibilidad de cambiar la alimentación por sonda gástrica a vía oral, el cierre de la tráquea para lograr una respiración normal y empleo de innovadores elementos para mejorar la comunicación, entre otros, gracias a un trabajo interdisciplinario liderado por las especialidades de terapia cardiorrespiratoria de la UMB y fonoaudiología de la Iberoaméricana.

En cuanto al área de fisioterapia se recibió la silla de soporte para paciente neuropediátrico que favorece los procesos de comunicación y la manera de recibir sus alimentos por parte de la UMB. Adicional a ello, los niños recibieron los extensores permiten mayor movilidad en las manos y sirven de protección para evitar la autoagresión. Por su parte los estudiantes de la Iberoamericana entregaron unas pesas para fortalecer los procesos y el entrenamiento para la marcha, así como nuevos inmovilizadores que permiten mayor comodidad y seguridad para nuestros niños.

Para complementar estos valiosos aportes, el equipo de práctica en el área de odontología y odontopediatría de la U. del Bosque realizó importantes jornadas de higiene que lograron importantes cambios en la salud oral de los niños, así como de capacitación y entrega de protocolos personalizados a través del código QR, fortaleciendo los procesos de higiene oral. Adicional a ello entregaron una donación con productos para proteger y mantener la salud oral.

Cada proyecto permite el crecimiento profesional y personal de estudiantes y docentes quienes realizan su labor con compromiso, profesionalismo y generosidad, por ello una vez más queremos dar gracias de corazón a todos nuestros equipos de práctica por dejar una huella imborrable en la vida de nuestros niños.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram