[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»] [av_slideshow size=’no scaling’ animation=’slide’ autoplay=’false’ interval=’5′ control_layout=’av-control-default’] [av_slide slide_type=’image’ id=’6285′ video=’http://’ mobile_image=» video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» video_controls=» video_mute=» video_loop=» video_autoplay=»] Carlos no solo transformó su
vida sino la de su pequeño y
gran amigo de la Fundación.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’6323′ video=’http://’ mobile_image=» video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» video_controls=» video_mute=» video_loop=» video_autoplay=»] Carlos y su gran amigo disfrutan
cada momento compartido.
[/av_slide] [/av_slideshow] [/av_one_full][av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»] [av_textblock size=» font_color=» color=»]

Carlos Antorveza, bogotano de 71 años, se pensionó hace más de tres años y aunque la gran mayoría de las personas a su edad buscan reposo y estar fuera de los oficios en la sociedad, él ha encontrado en un niño de 14 años, beneficiario de la Fundación Proyecto Unión, una oportunidad para seguir apoyando y ayudando a las personas que más lo necesitan.

Suele visitarlo los lunes y los miércoles de cada semana en las mañanas, se pone su overol de trabajo y se dirige al encuentro con su gran amigo, Carlos se ha encargado de cuidarlo, brindarle su amistad y acompañarlo a lo largo de estos últimos 3 años. A pesar que a su amigo le cuesta un poco comunicarse, eso no ha impedido para que nuestro ángel voluntario lo conozca cada vez mejor, le juegue, lo pasee y lo entienda, estableciendo una gran amistad, a través de largas conversaciones llenas de cariño y sinceridad.

Quien una vez fue un respetado ingeniero eléctrico hoy en día ha puesto su vida en apoyo a uno de sus más grandes amigos. Carlos piensa que no solamente es importante lo que él puede aportar al niño, sino también las enseñanzas de vida que su amigo le da cada vez que él viene a visitarlo. Carlos Antorveza, nuestro ángel voluntario, invita a todas las personas que están pensionadas o que tienen tiempo libre, a que puedan involucrarse en este tipo de proyectos y aportar lo que aprendieron a lo largo de sus vidas en pro de los demás.

[/av_textblock] [/av_one_full]
Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram