Con el propósito aplicar sus conocimientos, valores y destrezas adquiridas durante su formación de 10 semestres de Ingeniería de Sonido en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de San Buenaventura, Alexandra Leguizamon Amariles, una joven amante de la música y de los niños, decidió realizar sus horas de práctica en la Fundación Proyecto Unión.

A pesar de que debido a la difícil situación del país, los desplazamientos a los hogares no han podido realizarse de la manera planeada, Alexandra ha estado compartiendo sus conocimientos, pero sobre todo su cariño a los niños de Casa de los Ángeles en Tocancipá y Hogar Santa Rita de Cascia en Bogotá. Conocedora de las características que identifican a los niños de la Fundación, ella planteó 4 enfoques diferentes para ellos:  la escucha, la recreación, la improvisación y la composición con el fin de   producir efectos beneficiosos en el sistema sensorial, cognitivo y motor de los niños beneficiarios.

Su objetivo es dedicar espacios 100% personalizados para que cada uno de los niños pueda fortalecer sus capacidades y destrezas, creando sentimientos de confianza, de autovaloración, reconocimiento y satisfacción. Gracias a la música y a quienes deciden aportar sus conocimientos en beneficio de los demás, nuestros niños disfrutan melodías que los recargan de felicidad.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram