Gracias al servicio social que adelantó Dulce Cárdenas Torrado, estudiante del Colegio Pureza de María en el Hogar Santa Rita de Cascia, su hermana Andrea y su mamá María Soledad conocieron la misión de este hogar de la Fundación Proyecto Unión y decidieron hacer parte de esta gran familia que devuelve esperanza a las poblaciones más vulnerables del país. Al conocer las habitaciones de los niños decidieron poner en acción su deseo de ayudar plasmando mucho color y alegría a una pared, transformando radicalmente el ambiente en este importante espacio donde los niños pasan gran parte de su tiempo.

Maria Soledad, una madre, administradora de empresas, Andrea, una futura abogada y Dulce, estudiante de colegio, no son pintoras pero juntas se trazaron esta meta y para ello se dieron cita varios fines de semana en el hogar, donde poco a poco fueron plasmando sus sentimientos de solidaridad y amistad a través de un hermoso mural de animales que llenó de color y esperanza el corazón de los niños.

Gracias al compromiso e iniciativa de familias como la de Dulce, Andrea y Maria Soledad Torrado, los niños del hogar disfrutan más su estadía en la habitación, se sienten más acompañados y queridos por nuestro equipo de ángeles voluntarios, quienes cada día nos sorprenden con sus grandes iniciativas y emocionan con todas las actividades que realizan en beneficio de los niños.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram