[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»] [av_slideshow size=’no scaling’ animation=’slide’ conditional_play=» autoplay=’false’ interval=’5′ control_layout=’av-control-default’ av_uid=’av-jpy84te0′] [av_slide slide_type=’image’ id=’7089′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] Los abulit@s del Comedor Maria es mi
Madre tuvieron un día diferente en el
Parque Jaime Duque.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7087′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] Sus recorridos en los trenes estuvieron
acompañados de grandes historias y
muchas sonrisas.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7088′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] Visitaron el Bioparque Wakatá donde
pudieron conocer y vivir muchas experiencias.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7085′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] Visitaron el Museo ubicado en primer
piso del Taj Mahal, donde se encuentra
la fantástica historia de la vida y obra del
capitán Jaime Duque.
[/av_slide] [/av_slideshow] [/av_one_full][av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»] [av_textblock size=» font_color=» color=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-jpy6s7zr’ admin_preview_bg=»]

Este diciembre los abuelitos y abuelitas beneficiarios de Casa Esperanza emprendieron una experiencia increíble, el Parque Jaime Duque les hizo una invitación muy especial para conocer sus mágicas instalaciones. Muy temprano en la mañana salieron de las instalaciones del Comedor María es mi Madre de la Fundación Proyecto Unión, desde el centro de la ciudad, en un bus con destino al Parque acompañados por Santiago Helo, historiador de la fundación.  Algunos abuelos comentaron que habían ido alguna vez al parque, cuando este aún no tenía muchas de las atracciones que tiene hoy en día, otros habían oído hablar de él, pero jamás imaginaron que fuese un lugar tan maravilloso.

Dentro del parque recorrieron las eras geológicas y conocieron las distintas etapas de la tierra. Don Jorge Eliécer comentaba “Somos un pequeño instante en la extensa historia de la tierra y mire cómo hemos acabado con la naturaleza”. Continuaron la visita hacia el zoológico en el tren terrestre, mientras disfrutaban la hermosa vista hacia la reserva ecológica Jaime Duque.  Entre los lagos del parque, subieron al tren acuático donde el señor David Ramírez afirmó con mucho cariño “gracias por traerme este lugar y devolverme a mi edad las ganas de vivir, Dios me sacó de las drogas, hoy la fundación me sacó de la rutina del centro de la ciudad, me devuelvo a Casa Esperanza con nuevos motivos para vivir”. Esas palabras generaron gran emoción a todo el grupo.

Luego de dar un paseo por la sala de juegos, los carros chocones, los rodaderos, algunos abuelos se lanzaron al ruedo, disfrutando de la adrenalina y la diversión. Don David comentó entre carcajadas “nunca había manejado un automóvil, hoy fue la primera vez que lo hice y me estrellé”- refiriéndose a los carritos chocones.  Finalizaron la visita en el Taj Mahal (una réplica monumental del palacio Hindú) donde se encuentra la fantástica historia de la vida y obra del capitán Jaime Duque. Todos estaban sorprendidos al conocer la vida ejemplar del fundador del parque, don José Galeano dijo: “yo no puedo creer que exista este hombre en Colombia, quiero agradecerle, así él ya no esté físicamente, porque yo sé que me escucha desde el cielo, quiero decir que gracias por dejarle esta obra a la humanidad, a los niños y a este país, que hombre tan extraordinario”. todos coincidieron que la inspiración que les generó, la vida del Capitán Jaime Duque y la visita a este  mágico lugar, los  llenó de motivos y esperanza para vivir .

[/av_textblock] [/av_one_full]
Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram