Juliana Villarreal, quien hace parte del equipo de trabajo en la compañía Pfizer, puso en acción su deseo de ayudar junto a su esposo Yito Rodríguez, aportando recursos que hicieron posible la contratación de 3 trabajadores más, para adelantar la obra que dará lugar al nuevo “Hogar Amparo de Ángeles”, gracias a su generosidad, este sueño avanza cada día para atender a más de 100 niños enfermos y sus familias.

Juliana conoció la fundación por medio de la esposa de Diego Forero, Gerente General de Pfizer, ella dice: “Me impactó la labor que hacen con los niños, el interés de ayudarlos y darles una oportunidad diferente, haciendo sus vidas especiales, me sentí identificada, cuando los conocí, esto sucedió en un momento importante de mi vida”.

La compañía Pfizer a través del área de responsabilidad social ha manifestado su deseo de vincularse a la Fundación, en esta oportunidad Juliana, una ángel voluntaria que le apostó a este gran sueño en construcción, se unió con su familia para transformar la vida de cientos de niños en nuestro país.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram