[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=» av_uid=’av-48hh88′] [av_slideshow size=’no scaling’ animation=’slide’ conditional_play=» autoplay=’false’ interval=’5′ control_layout=’av-control-default’ av_uid=’av-jq5jaxu9′] [av_slide slide_type=’image’ id=’7113′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] (De izq a der)Cindy Rodríguez, María Cecilia
Silva y Carmenza Kafarela durante la entrega
de las mantas.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7115′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] En Casa de los Ángeles las mamitas
también recibieron una Manta de la
Solidaridad.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’7116′ video=’//’ mobile_image=» fallback_link=’//’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=»] Mantas tejidas con la dedicación, el amor y
cariño para abrigar a nuestros niños.
[/av_slide] [/av_slideshow] [/av_one_full][av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=» av_uid=’av-26hig8′] [av_textblock size=» font_color=» color=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-jq5isz47′ admin_preview_bg=»]

Durante este mes y por segundo año consecutivo, recibimos la visita de Carmenza Kafarela, líder del proyecto  y Cindy Rodríguez del almacén La Mina, quienes llegaron colmadas de esperanza y  alegría a través de las  Mantas de la Solidaridad para brindar abrigo y amor en esta navidad a cientos de familias que lo necesitan. Esta iniciativa que busca integrar el trabajo realizado por diferentes manos  de  tejedoras, de manera  individual o colectivamente   quienes se unen en torno al tejido de cuadros, dando como resultado mantas llenas de colorido y cariño que hacen posible calmar el frío de niños y adultos mayores  en condición de vulnerabilidad.

El principal aliado de este proyecto es el  taller La Mina, allí se realizan las convocatorias y funciona un centro de insumos para tejedores quienes decidieron donar su  tiempo  libre y aportar los materiales para construir entre varios, hermosas mantas  que actualmente están abrigando a los niños del Hogar de Santa Rita de Cascia,   Casa de los Ángeles y a los adultos mayores de Casa de la Esperanza  de la Fundación Proyecto Unión.

Para Carmenza Kafarela, quien desarrolló esta iniciativa en Colombia las mantas representan el amor y la solidaridad a través de un saber. “Este no es un trabajo engorroso, es volver a darle dignidad al saber, porque las tejedoras siempre están dando y donando su tiempo y su amor para el saquito, unas medias o la cobijita. No solamente es lo que entregas, sino lo que hace a la persona que está tejiendo, es una sanación y una transformación de su ser. Se sanan dos personas al mismo tiempo”.

El resultado de una manta es un ejemplo de la solidaridad de  las personas y grupos que se unieron a trabajar durante todo el año para que en esta maravillosa época lograran transformar  los diferentes hogares de la fundación, llevando abrigo y amor a cientos de familias beneficiarias.

[/av_textblock] [/av_one_full]
Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram