[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=» av_uid=’av-aejig1′] [av_slideshow size=’no scaling’ animation=’slide’ conditional_play=» autoplay=’false’ interval=’5′ control_layout=’av-control-default’ av_uid=’av-jnf45tee’] [av_slide slide_type=’image’ id=’6757′ video=’https://’ mobile_image=» fallback_link=’http://’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-8myf1d’] El perro Titan compartiendo con los niños
de la fundación.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’6758′ video=’https://’ mobile_image=» fallback_link=’http://’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-7lzm35′] La perrita Hattor en la demostración
del show.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’6759′ video=’https://’ mobile_image=» fallback_link=’http://’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-5fzm4h’] Los niños de la fundación entretenidos
con la perrita Vilma.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’6760′ video=’https://’ mobile_image=» fallback_link=’http://’ video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» av-medium-font-size-title=» av-small-font-size-title=» av-mini-font-size-title=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-3vwsnl’] Los miembros del Ejército junto a sus perros
llevando alegría a las habitaciones de los niños.
[/av_slide] [/av_slideshow] [/av_one_full] [av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=» av_uid=’av-2nmkoh’] [av_textblock size=» font_color=» color=» av-medium-font-size=» av-small-font-size=» av-mini-font-size=» av_uid=’av-jnf2omcq’ admin_preview_bg=»]

Tres miembros del Ejército Nacional en compañía de Vilma, Titan y Hattor, perros entrenados en búsqueda de personas y obediencia, cambiaron la rutina de la mañana en el Hogar Santa Rita de Cascia, con una gran demostración de las habilidades que permitió la interacción con los niños y un rato de esparcimiento para toda la comunidad Fundación Proyecto Unión. Las expresiones de cariño y amistad que estos ejemplares caninos, demostraron, lograron entusiasmar a 62 niños con enfermedades de mediana y alta complejidad.

El Ejército Nacional tiene clara su misión en el post-conflicto y por ello se ha venido fortaleciendo en las tareas de salvar las vidas, mediante el empleo de caninos entrenados que participan en labores de búsqueda y rescate a nivel nacional e internacional. Ya llevan cinco años entrenando ejemplares para diferentes propósitos como intervención, rastro, búsqueda de personas y de sustancias. Los perros están totalmente adaptados al contacto de niños gracias a las diversas visitas que hacen en diferentes fundaciones. Existe un gran propósito de realizar este tipo de actividades y es el compartir con los niños y regalar experiencias que no se viven todos los días. Mediante ellas, se logra motivación, alegría y lo más reconfortante, una radiante sonrisa que los incentiva a volver y a multiplicar este tipo de dinámicas en beneficio de los niños.

El Cabo Primero Jorge Luis Jiménez y los dos soldados voluntarios acompañantes, demostraron sus altas cualidades personales y profesionales con nuestra comunidad. Se fueron felices de regalar alegría y compartir con los niños un día excepcional. Además, que quedaron muy comprometidos de realizar muy pronto este espectáculo en los terrenos del Ecoparque Sabana a campo abierto, para las familias del Centro de Vida los Ángeles, “así los niños disfrutan de la mano de los perros, el contacto con la naturaleza, la textura del pasto y los ruidos, no hay nada que se compare con el placer que generan estas actividades” afirmó el Cabo Jiménez.

[/av_textblock] [/av_one_full]
Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram