Con el propósito de contribuir al empoderamiento de los jóvenes ,potencializar sus capacidades de participación y generar espacios de formación en valores, la Fundación Proyecto Unión brinda la posibilidad a los colegios de adelantar su aprendizaje social a través de los diferentes programas en beneficio de las poblaciones más vulnerables, los niños y los adultos mayores habitantes de Calle.

En esta ocasión los estudiantes de Séptimo grado del Colegio Nueva Granada tuvieron la oportunidad de organizar el comedor y servir el almuerzo para 120 abuelitos habitantes de calle que reciben diariamente su alimentación en el Comedor María es mi Madre,localizado en el centro de la capital.
A través de este tipo de enriquecedoras experiencias, los estudiantes tienen la posibilidad de conocer  parte de la realidad de nuestro país, aportándoles a ellos el desarrollo de nuevas conductas que muy seguramente ayudarán a transformar nuestra sociedad.
En la Fotografía : Estudiantes de séptimo grado realizan su aprendizaje social en el Comedor María es mi Madre.
Comparte