Después de 6 semanas de realizar su voluntariado en la Fundación Proyecto Unión, Irlaine, Paula e Isadora, tres jóvenes procedentes de Brasil, se despiden con la alegría de haber entregado lo mejor de ellas al servicio de los niños del Hogar Santa Rita de Cascia pero con algo de tristeza por tener que despedirse de una gran familia  que las recibió y con la cual aprendieron y compartieron su tiempo como voluntarias internacionales. 

 

Este grupo de ángeles voluntarias llegaba muy temprano al hogar y de la mano de un grupo de profesionales, atendía a los niños, dando la alimentación, doblando su ropa, participando activamente en todas  las actividades de tipo terapéutico y recreativo. Durante su permanencia Isadora Bergamo, resaltó la importancia del proyecto en construcción que se adelanta para en Tocancipá, el cual fueron a conocer durante su permanencia. También  del amor y la estimulación que pudo dar a los niños.

 

Irlaine De Assis, por su parte resaltó la amabilidad de la gente y lo bien que se sintió como en casa, rodeada siempre del cariño de una gran familia. A Paula, aunque no tenía experiencia en el trabajo con niños, fue una grata experiencia ya que  aprendió, a ella le encantó el lugar rodeado de naturaleza donde se construye el nuevo hogar para los niños. El tiempo en Colombia se pasó muy rápido para ellas, pero gracias al programa “Voluntarios en Acción Estamos Cambiando el Mundo”, lograron no solo  aportar su tiempo y entregar cariño a quienes lo necesitan sino, crecer ellas como personas.

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram