Como complemento a sus jornadas laborales, un equipo compuesto por 19 voluntarios pertenecientes al área de servicio al cliente de la compañía Johnson & Johnson decidieron tomarse las instalaciones del Hogar Santa Rita de Cascia toda una mañana, con el fin de desarrollar una gran jornada lúdico-pedagógica que benefició a 62 niños, niñas y adolescentes con discapacidades físicas y cognitivas, quienes en su gran mayoría han sido abandonados por su familia y que hoy son parte de nuestro Hogar.

La jornada consistió en generar espacios de esparcimiento y recreación para que voluntarios y niños compartan sus sentimientos de alegría y amistad, acompañados de música, juegos, lectura de cuentos, actividades didácticas, entre otras, de la mano del equipo interdisciplinario de profesionales que labora en la Fundación.

De ésta manera Johnson & Johnson se vincula una vez más a través de su equipo de voluntarios emprendedores, con vocación de servicio y amor, quienes de una manera ejemplar como equipo de trabajo, aportan su tiempo para lograr ese sueño de recuperar la esperanza de vivir, disfrutando de cálidos e inolvidables momentos que lo valen todo.

Comparte