[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»] [av_slideshow size=’no scaling’ animation=’slide’ autoplay=’false’ interval=’5′ control_layout=’av-control-default’] [av_slide slide_type=’image’ id=’6443′ video=’http://’ mobile_image=» video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=» video_controls=» video_mute=» video_loop=» video_autoplay=»] Maryori Reyes junto a su
hija Paula en la fundación.
[/av_slide] [av_slide slide_type=’image’ id=’6445′ video=’http://’ mobile_image=» video_ratio=’16:9′ title=» link_apply=» link=’lightbox’ link_target=»] Los niños disfrutando la zona
verde de Casa de los Ángeles.

[/av_slide] [/av_slideshow] [/av_one_full][av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»] [av_textblock size=» font_color=» color=»]

Llega una nueva integrante a la Casa de los Ángeles de la Fundación Proyecto Unión, un hogar para niños y niñas de bajos recursos que llegan a Bogotá con un acompañante de las provincias de nuestro país, buscando un tratamiento para su patología de carácter complejo. Durante el tiempo que dure su tratamiento, el hogar brinda alojamiento, alimentación y un espacio cálido con ludotecas, taller de manualidades, salón de cómputo, de música, salidas pedagógicas y diversos programas para hacer más suave su paso por la enfermedad.

Casa de los Ángeles abrió sus puertas el pasado 17 de Julio en terrenos del Ecoparque Sabana del Parque Jaime Duque donde se desarrolla actualmente un proyecto de recuperación ambiental en el sector de Tocancipá. Es un lugar privilegiado ya que se encuentra rodeado de naturaleza y aire puro para el bienestar los niños.

Paula es una niña de 7 años que llegó con su mamá al hogar desde Mariquita, Tolima; fue diagnosticada hace un año con Ataxia Telangiectasia, una enfermedad degenerativa que, a medida del crecimiento del niño, va afectando el sistema nervioso, inmunológico y otros sistemas del cuerpo. El tratamiento que ella necesita es un cambio de las células madres con el fin de que no se propaguen más síntomas y por el momento va a iniciar unas terapias físicas.

Maryori Reyes, madre de la niña nos expresa el agradecimiento que tiene con la fundación y lo acogidas que se han sentido estos dos días que llevan compartiendo con las familias que ya viven en ese maravilloso lugar.  Así como el propósito es que tengan una mejor calidad de vida, también se busca devolverles la esperanza mientras dure su proceso de recuperación.

[/av_textblock] [/av_one_full]

Leave a Reply

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram