Juliana Villarreal, quien hace parte del equipo de trabajo en la compañía Pfizer, puso en acción su deseo de ayudar junto a su esposo Yito Rodríguez, aportando recursos que hicieron posible la contratación de 3 trabajadores más, para adelantar la obra que dará lugar al nuevo “Hogar Amparo de Ángeles”, gracias a su generosidad, este sueño avanza cada día para atender a más de 100 niños enfermos y sus familias.

Juliana conoció la fundación por medio de la esposa de Diego Forero, Gerente General de Pfizer, ella dice: “Me impactó la labor que hacen con los niños, el interés de ayudarlos y darles una oportunidad diferente, haciendo sus vidas especiales, me sentí identificada, cuando los conocí, esto sucedió en un momento importante de mi vida”.

La compañía Pfizer a través del área de responsabilidad social ha manifestado su deseo de vincularse a la Fundación, en esta oportunidad Juliana, una ángel voluntaria que le apostó a este gran sueño en construcción, se unió con su familia para transformar la vida de cientos de niños en nuestro país.

Leave a Reply

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram