• Todos los niños y niñas se integraron y
    compartieron la alegría de la navidad.

  • Los beneficiarios gozaron por primera vez
    de una actividad organizada por niños y
    para niños.

  • Las niñas visitaron las instalaciones de
    Casa de Los Ángeles de la mano del
    Director de la fundación.

  • Felices compartieron todos un
    delicioso helado.

La pequeña Mariana Trujillo junto con su hermana María Guadalupe y sus amigas del conjunto decidieron organizar un bazar para recaudar fondos con un objetivo muy especial, comprar las onces para compartirlas con los niños beneficiarios de la Fundación Proyecto Unión que se encuentran en el hogar de paso, Casa de los Ángeles en Tocancipá, mientras adelantan tratamiento médico, para curar difíciles enfermedades.

Las niñas conocieron la Casa, gracias a Brinsa S.A que este año eligió a la Fundación Proyecto Unión   para celebrar con regalos, alegría y mucho amor esta navidad en compañía de los niños y familias beneficiarias. Las pequeñas por iniciativa propia organizaron la venta y con las ganancias obtenidas compraron helado, jugos y paquetes que hicieron felices a todos los niños, con apoyo de las hermanas Rozo, Ana María Trujillo y su abuela.

Un gran corazón, un ejemplo a seguir el que estas pequeñas demostraron, dejando una huella muy grande en los corazones de todos los asistentes. El valor humano de la solidaridad que permite unir a las personas en momentos difíciles y tomar conciencia de las necesidades ajenas, sumado al liderazgo y emprendimiento de estas pequeñas, nos confirman que es posible transformar a la sociedad; solo se necesita poner en acción el deseo de ayudar.