De izq a der: Luz Estela González, Amparo Quin de Duque (QEPD), Rafael Torres, Fernando Quintero, María Amparo Torres y Juan Rafael Torres.

Darwin Ortega, junto al equipo de trabajo de Ecoparque Sabana del Parque Jaime Duque.

El Parque Jaime Duque, aliado principal de la Fundación Proyecto Unión tiene como meta la conservación. Este concepto es abordado desde diferentes perspectivas; conservación de la vida, de la naturaleza, de la memoria histórica y de la unión familiar. Para cumplir cada uno de estos objetivos, el Parque está desarrollando una serie de proyectos de gran impacto para la sociedad.

Para la conservación de la familia, el Parque brinda un lugar de esparcimiento que por más de dos décadas ha entregado diversión y cultura a los colombianos, mediante diferentes actividades y áreas temáticas. Para la preservación de la memoria histórica, las directivas del Parque cedieron terreno a las Fuerzas Militares y Fuerza Aérea con el fin de abrir la posibilidad de que compartan su historia, evolución e impacto a través de los museos militares.

En relación a la conservación de la vida, el Capitán Jaime Duque (QEPD) y Amparo Quin de Duque, fundadores del Parque, soñaron con tener un lugar que devolviera vida y esperanza a las familias que enfrentan una enfermedad, por ello dejaron su legado a la Fundación Proyecto Unión, donando un terreno aledaño al Parque, en donde se está construyendo actualmente el “Centro de Vida los Ángeles”, un proyecto de innovación social que transformará la vida de cientos de familias con niños enfermos en nuestro país.

Siguiendo con su plan de conservación ambiental, actualmente el Parque viene desarrollando el Ecoparque Sabana como Centro de Restauración Ecológica (140 hectáreas), liderado por Darwin Ortega, un joven ingeniero ambiental, que busca mejorar las condiciones ambientales del sector, beneficiando de esta manera la flora, fauna y habitantes de la zona, buscando ser ese pulmón para la vida en esta importante área de la sabana, ahora llena de industrias.

Dentro de esta área se están construyendo dos senderos, los cuales se planean inaugurar en marzo del 2021, con el fin de que los visitantes puedan realizar caminatas estando en contacto con la naturaleza. A su vez, uno de estos senderos, el 5K estará disponible para ser utilizado por los niños de la fundación, pues, una vez sean trasladados los niños del Hogar Santa Rita de Cascia a la nueva sede de Tocancipá, estos podrán utilizar las bicicletas “Pipe Bike” para dar paseos por el sector, de la mano de los ángeles voluntarios, algo que es un gran beneficio para la recuperación de nuestros pequeños.

Rafael Torres, gestor de toda la filosofía de conservación y Director del Parque, afirmó: “Esta reserva natural estará a disposición de la gente de tal manera que pueda ser disfrutada con comodidad por cualquier visitante, que pueda ofrecer un espacio para promover el deporte en familia y especialmente que pueda servir como un espacio para conectar a los niños del Centro de Vida con la naturaleza”. Adicionalmente este será un escenario para competencias deportivas que tengan una finalidad de apoyo a temas ambientales o dirigidos a la Fundación Proyecto Unión, la ciudad carece de escenarios deportivos de esta naturaleza que permitan conjugar actividades deportivas y competitivas con una finalidad real, en un entorno natural y seguro.

Por su gran impacto, este proyecto fue nominado al premio Planeta Azul, organizado por el Banco de Occidente; allí se dan a conocer las grandes ideas que se están llevando a cabo a nivel nacional, con el fin de proteger el medio ambiente. La premiación será el próximo 14 de noviembre, pero solo el hecho de haber estado dentro de los cinco primeros finalistas, ya es un triunfo, gracias a nuestro gran aliado, el Parque Jaime Duque, por transformar espacios que son fuente de vida.

Leave a Reply

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram