Hace ya una década, entre los meses de septiembre y octubre cada año, cerca de los 24.000 empleados de la compañía farmacéutica internacional Eli Lilly con presencia en 65 países de todo el mundo, celebran el “Global day of service”, con el propósito de ayudar a las comunidades más necesitadas de su entorno, mejorando sus vidas.

En esta oportunidad, el departamento de Recursos Humanos de Eli Lilly con sede en Bogotá, integrado por 20 voluntarios en cabeza de Angélica Asmar , escogió el Hogar Santa Rita de Cascia con el propósito de beneficiar a 63 menores de edad con enfermedades de difícil manejo a través de actividades tales como: Musicoterapia, aromaterapia, hidratación de la piel, lectura de cuentos, asistencia en alimentación y arreglo de ropa.

Estas innovadoras iniciativas se convierten en un gran ejemplo a seguir para multiplicar cada día los corazones y voluntades de quienes quieren transformar el mundo, aportando parte de su tiempo al servicio de quienes más lo necesitan.

Comparte