El 17 de septiembre tuvimos el placer de abrirle las puertas del Hogar  Santa Rita de Cascia a Adriana Acosta, doctora especialista en radiología que donó con mucho cariño sus servicios realizando ecografías para todos los niños que requerían este  tipo de exámen. 

 

Adriana llega a nosotros gracias a que una amiga cercana, la invita a el babyshower de sus trillizos. En vez de un regalo común y tradicional, el regalo tenía que ser el de  prestar servicio en alguna fundación. Casualmente, días más tarde leyó un artículo de la fundación publicada en el periódico El Tiempo y así es como llegó hasta nuestro hogar.

 

Adriana ha trabajado con Cafam y en  la Liga Contra el Cáncer, conoció el hogar y de inmediato no dudó en ofrecer sus servicios como profesional para    los niños que viven en el Hogar. Para muchos de ellos esta fue la primera ecografía en sus vidas. Para los enfermeros este servicio en casa representa una gran ayuda ya que el  desplazamiento por toda la ciudad de los niños hasta los hospitales requiere de tiempo, paciencia y un gran esfuerzo logístico de parte de la fundación.

 

Con paciencia y mucho amor, Adriana nos demostró que para  ayudar solo se requieren las ganas para hacerlo. De esta manera nuestro programa de voluntariado profesional cada día se sigue fortaleciendo  con ángeles voluntarios que decidieron aportar sus conocimientos y tiempo en beneficio de los más necesitados. 

Espacio para el texto de la Nota

Leave a Reply

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram