• Ella es Elodie Juliette Castelin feliz
    de empezar a compartir con los niños
    del Hogar Santa RIta de Cascia.

  • Fabienne Faraldo alegrando la
    mañana a uno de nuestros niños.

  • Elodie y Fabienne en la lavandería
    ayudando a que toda la ropa de los
    niños este limpia y ordenada.

En la actualidad la fundación tiene el privilegio de contar con dos voluntarias extranjeras, que se encuentran en Colombia de paso. Ellas son Elodie Juliette Castelin y Fabienne Faraldo quienes hacen su voluntariado desde el mes de enero, todos los martes apoyando las tareas de lavandería en el Hogar Santa Rita de Cascia. Para ellas la fundación resulta un mundo nuevo pues afirman que en Francia los niños con discapacidad son muy pocos ya que allá es legal el aborto terapéutico para evitar que nazcan niños con discapacidades. Por esta misma razón ellas empezaron su voluntariado en la lavandería, “pues es impactante ver a los niños con discapacidad que viven en este hogar” afirmó Elodie.

La meta de ellas es ir paso a paso para hacer su voluntariado con los niños, pues ellas sienten que es ahí donde realmente se necesita ayuda. Su primer acercamiento fue en una sesión de masajes para los niños en donde experimentaron cómo es interactuar con los niños. Dicen que fue una experiencia muy gratificante ya que identificaban en los ojos de los pequeños la alegría de que ellas estuvieran allí.

Este par de ángeles voluntarias viven una experiencia totalmente enriquecedora para sus vidas ya que ni siquiera se imaginaban que existiera una población con necesidades y situaciones familiares no muy favorables. Incluso Elodie dijo “quiero que mi hija de 15 años visite la fundación para que entienda la suerte que ella tiene y conozca esta realidad”. De un pensamiento muy racional por parte de ellas nace la idea de ayudar, puesto que consideran que Colombia es una sociedad con necesidades, ahora quienes nacimos y crecimos en esta sociedad no debemos pasar por alto que con pequeñas acciones podemos hacer de Colombia un mejor lugar.