• Un maravilloso grupo que con su
    alegría contagió a toda la casa.

  • Las voluntarias entregaron su cariño
    a los niños del hogar.

  • Los voluntarios realizaron un importante
    aporte con sus recursos para el
    mantenimiento diario de los niños.

Como ya es costumbre en la Fundación Proyecto Unión, el último sábado de cada mes se lleva a cabo una celebración especial para los niños que cumplieron años. En esta oportunidad, un grupo de voluntarios de la compañía farmacéutica Takeda, se unieron para llevar la alegría que los identifica, una torta y regalos para los niños del Hogar Santa Rita de Cascia.

Interesados en brindar bienestar y compartir un rato de esparcimiento con los niños, este ejemplar grupo, conformado por 18 personas que decidieron unirse de modo personal para apoyar esta importante causa, entregó en esta oportunidad donaciones tales como: leches, compotas, pañitos húmedos, pañales, toallas, etc. No es la primera vez que los voluntarios de Takeda vienen a nuestro hogar, ellos  decidieron acompañar y apoyar  las principales necesidades de la Fundación y Takeda les dona el tiempo para realizar este tipo de actividades.

Poder ayudar y servir a los más necesitados, es una de las actividades que brinda más alegría y satisfacción al ser humano. Y para la Fundación Proyecto Unión es muy gratificante abrir las puertas de su casa y recibir cada día la generosidad de muchas  personas tan valiosas como este grupo de voluntarios, que decidieron unirse para poner en acción su deseo de ayudar a otros, transformando realidades en nuestro país.