• Integrantes de PL 60 y la Fundación
    Proyecto Unión durante la entrega
    del material.

  • Aníbal Vivas de PL 60 carga el
    hierro de lo que serán las columnas
    de vida .

  • Representantes de PL 60 entregan
    donaciones para los niños del Hogar
    Santa Rita de Cascia.

  • Dar alegría y cariño a los niños es
    una meta que les aporta felicidad
    a sus vidas.

  • Cristian Danilo Ángel compartiendo
    con los bebés del Hogar.

PL60 es el nombre que identifica a un grupo de personas  que se encuentran participando de un programa de liderazgo en donde  se entrenan para transformar sus vidas y llevarlas a la mejor versión de sí mismos, con resultados extraordinarios en la empresa Qhantati, palabra indígena que significa amanecer.  Qhantati es una empresa que se especializa en proceso de transformación, liderazgo y coaching, formando líderes íntegros y amorosos que contribuyen a un mundo mejor. PL60 ya se encuentra en su tercer y último nivel del entrenamiento denominado “PL” y para graduarse en excelencia se decide dejar un legado a la sociedad, para ello seleccionaron a la Fundación Proyecto Unión.

Una vez conocieron el Hogar Santa Rita de Cascia y la importante misión que cumple atendiendo a niños con enfermedades complejas, en su mayoría abandonados por sus familias y el gran sueño en construcción que beneficiará a estos niños,  ellos decidieron postular a la fundación para dejar su legado. Cristian Danilo Angel Moreno, un joven ingeniero de sistemas, capitán de la tribu, nos explicó cómo ellos motivados por dejar un valioso aporte que cambiara las vidas de los niños, construyeron un plan de trabajo que implementaron en los meses de diciembre y enero. Dicho plan consistió en hablar con empresas, realizar eventos de recaudación de fondos, distribuir alcancías del “Plan Chanchito” en parques y calles de la capital, para finalmente cumplir la meta deseada y tener el privilegio de dar, haciendo la diferencia en una comunidad como Proyecto Unión.

El legado que decidió entregar este ejemplar grupo de liderazgo a la fundación permanecerá por siempre presente en los corazones de los niños beneficiarios, pues consistió en la donación del hierro que se utilizará para la estructura de las columnas del nuevo “Hogar Amparo de Ángeles”, pensando, afirma Cristian, “en que este hierro será la columna de vida de otras personas”.  De otra parte, ellos aportaron alimentos, jabón, pañales, ropa y tres cunas que apoyarán el hogar que en la actualidad atiende a 63 niños.  Para los 19 integrantes de PL 60, la felicidad más grande consiste en transmitir alegría a los niños y romper los paradigmas con los que se vive, ellos encontraron en la fundación un lugar para  disfrutar la vida con los logros que decidieron tener.