• Jóvenes estudiantes explican a los
    voluntarios la importante tarea que
    van a realizar.

  • Cuidadores y voluntarios seleccionaron
    un niñ@ y adoptaron su cepillado diario.

  • Profesionales, personal administrativo
    y ángeles voluntarios se inscribieron
    en la campaña.

  • Propaganda elaborada por los
    estudiantes promoviendo la campaña.

Con el propósito de fortalecer la salud oral de los niños del Hogar Santa Rita de Cascia de la Fundación Proyecto Unión, los estudiantes de la facultad de odontología de la Universidad del Bosque quienes realizan su práctica profesional, bajo el liderazgo de la doctora Rocío Barbosa y el apoyo de la doctora residente de odontopediatría, lanzaron la campaña “adopta un cepillado”.

La campaña surge de la necesidad de realizar un adecuado cepillado diario a los niños, teniendo en cuenta que por condiciones físicas ninguno de ellos está en capacidad de hacerlo por sí solo. Por eso va dirigida principalmente a cuidadores de los niños, personal administrativo que labora en el hogar y ángeles voluntarios para que apadrinen uno de los 62 niños del hogar, reciban una capacitación personalizada por parte del equipo de estudiantes y profesionales que nos acompaña y realicen esta importante tarea cada día haciendo uso elementos necesarios.

Este grupo de jóvenes estudiantes nos demostraron su liderazgo y gran iniciativa para lograr el objetivo de velar por la salud oral de los niños. Para ello programaron el lanzamiento de esta innovadora campaña y motivaron a los asistentes con un bono de $200 mil pesos a la persona que hiciera mejor su tarea. Para ello realizarán una evaluación semanal para ver los progresos de la actividad. De otra parte, apoyaron con la donación de elementos de higiene oral y lo más importante permitieron estrechar aún más los lazos de afecto entre la comunidad Proyecto Unión y los niños a través de un cepillado.

Para la Fundación Proyecto Unión, la atención permanente de 62 niños con discapacidad profunda y enfermedades de alto cuidado que se encuentran bajo custodia del ICBF es vital. Y cuando surgen valiosas iniciativas como esta, que potencian el cuidado bucal y aparte de eso capacitan a nuestra comunidad, logramos unir esfuerzos para entre todos hacer la diferencia en la salud y en la calidad de vida de cada uno de los niños.